Villa 155 - Portmán Garden
16561
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16561,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Villa 155

villa1
villa3
villa4
villa5
villa6
villa7
villa8
villa9
villa10
villa11
villa12
villa13

Villa 155

Esta villa de estilo mediterráneo junto a un campo de golf, tenía la gran necesidad de reordenar los espacios perdidos, se rehízo la zona del parking ganando espacio mediante la nivelación del terreno y creación de nuevas jardineras. La parte frontal de la casa tenia los inconvenientes de grandes desniveles y el paso de una pequeña rambla donde se integró con el jardín, también se niévelo la zona más cercana a la terraza de la vivienda creando un espacio amplio de césped Artificial, no siendo amantes de él, pero dentro de un buen diseño puede quedar mejor de lo esperado y tiene grandes beneficios como el bajo mantenimiento y el ahorro del agua. Se instaló un puente para atravesar el falso rio, creando un espacio de caminos con gravas manteniendo las plantas autóctonas más especiales, terminando con un espacio para disfrutar las vistas del campo de golf, con el fondo lejano del mar y montañas.

Villa 155

Esta villa de estilo mediterráneo junto a un campo de golf, tenía la gran necesidad de reordenar los espacios perdidos, se rehízo la zona del parking ganando espacio mediante la nivelación del terreno y creación de nuevas jardineras. La parte frontal de la casa tenia los inconvenientes de grandes desniveles y el paso de una pequeña rambla donde se integró con el jardín, también se niévelo la zona más cercana a la terraza de la vivienda creando un espacio amplio de césped Artificial, no siendo amantes de él, pero dentro de un buen diseño puede quedar mejor de lo esperado y tiene grandes beneficios como el bajo mantenimiento y el ahorro del agua. Se instaló un puente para atravesar el falso rio, creando un espacio de caminos con gravas manteniendo las plantas autóctonas más especiales, terminando con un espacio para disfrutar las vistas del campo de golf, con el fondo lejano del mar y montañas.